El presupuesto de una empresa lo podríamos comparar con la señalización de una carretera, a ciegas no llegarás al destino.

En estos tiempos de pandemia debemos despertar el hambre del orden financiero y tributario de nuestra compañía e incluso de nuestra vida personal, enfocarnos en encontrar el hemisferio que tanto soñamos, como también consolidar esa lista presupuestada que nunca hemos podido consolidar.
Mi consejo hoy que me lees es que armes un presupuesto financiero compuesto claro, el mismo debe tener ítems precisos y estos ítems de por sí deben llevar montos económicos para la consecución de los resultados deseados. Recuerda siempre que, sin presupuesto, no hay resultados.

Si ya lo tienes…

Debes enfocarte en estudiar cuanto es el golpe económico en la que por esta pandemia tu sector se verá afectado y hacer el respectivo ajuste tanto en los ingresos como en los egresos.

La incertidumbre financiera nunca será buena, por eso mi recomendación es que te adelantes y replantees tu presupuesto porque este contagio de seguro va a afectar tus números de una u otra forma.

¡Saludos!

Guido Manrique Vargas.

CategoryFinanzas
Tags,
logo-footer

                 +57(315)7005615

Guido Manrique